Lobo mexicano (Canis lupus baileyi)

Extinto en vida Salvaje
Extinto en la Naturaleza
en peligro crítico
En Peligro Crítico
en peligro
En Peligro
vulnerable
Vulnerable

Información sobre Lobo mexicano

El lobo mexicano o lobo gris mexicano es una subespecie distinta genéticamente del lobo, siendo la subespecie de lobo más pequeña que existe. Se encuentra En Peligro de Extinción. Su nombre científico es “canis lupus baileyi“. 

En Especies en Peligro te contamos la mejor información sobre esta especie amenazada.

¿Dónde vive el Lobo mejicano? Hábitat

El lobo mexicano se extendía desde el Desierto de Sonora, en el centro de México, hasta el oeste de Texas y Arizona Central, ocupando un gran territorio. Actualmente, aunque sigue presente en Norteamérica igualmente, su población ha decrecido considerablemente

¿Qué come el lobo gris mexicano? Alimentación

Cuando son crías, maman de su madre, pero no basan únicamente su alimentación en leche ya que también comen alimento regurgitado por sus progenitores (tanto el padre como la madre). A partir de la cuarta semana comienzan a tener dentadura, y empiezan a ingerir carne.

¿Cómo es el lobo mexicano? Descripción

lobo mexicano amenazado

Este animal no supera los 135 centímetros de longitud, y tampoco una altura máxima de unos 80 centímetros. Su peso varía desde los 27 hasta los 45 kilogramos.

Es parecido a un perro de tamaño mediano, con cuerpo esbelto y sólido. Tiene orejas grandes con puntas redondeadas.

Su cola, en proporción, es más larga que el cuerpo.

Reproducción del lobo mejicano

Al nacer, el lobo gris mexicano nace ciego y sordo, y tras un periodo de gestación de 65 días son formados completamente. Los cachorros abren los ojos entre los 15 y 18 días de gestación. 

En sus primeras dos semanas, los cachorros no salen de la madriguera, haciendo todas sus necesidades en el interior. Mientras tanto, su madre les cuida y su padre se queda a pocos metros de la entrada para proteger a la familia. 

El Lobo Mexicano, en Peligro de Extinción [EN]

lobo en peligro de extincion

Los lobos, alimentados de animales como venados, berrendos, liebres y roedores, vieron reducidas sus presas al llegar el siglo XX, lo que causó que comenzaran a atacar ganado. Esto desencadenó una gran campaña de exterminio hacia él, y la caza descontrolada por parte de ganaderos que intentaban proteger a sus animales.

Estado de Conservación

Durante mucho tiempo, el lobo gris mexicano estuvo calificado como Extinto en estado silvestre, lo que quiere decir que no hay ningún lobo salvaje. Tras los planes de reintroducción, sigue siendo clasificado como En Peligro de Extinción.

Medidas de Conservación

Los esfuerzos comenzaron entre 1977 y 1980, con los últimos ejemplares mexicanos. Se creó el “Plan para la supervivencia del lobo mexicano”, destinado a la investigación, educación y reproducción para recuperar a este animal.

En 2014 se logró el primer nacimiento de lobo mexicano en un entorno salvaje, gracias a la reintroducción. La población incrementó un 31% desde 2013.

Se estima que, entre Estados Unidos y México, no quedan más de 260 lobos grises mexicanos.

Debido a esta situación, en 1950 apenas quedaban lobos en estado salvaje. Desde su declaración de peligro de extinción en el año 1976, no ha mejorado su situación. Su causa principal es el exterminio por parte de los humanos.

Si te ha gustado, puedes compartirlo

Cuidar el medio ambiente y la naturaleza está en nuestra mano. ¿Nos ayudas a difundir el mensaje?

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twittear
Share on pinterest
Crear Pin
Share on whatsapp
Enviar